Instalación de Puente Modular Temporal Virú

Puente Modular Temporal se ubicará a unos 20 metros del Actual Puente Bailey

PUENTE MODULAR TEMPORAL SE UBICARÁ A UNOS 20 METROS DEL ACTUAL PUENTE BAILEY EN VIRÚ PARA LO CUAL SE VIENE REALIZANDO ESTUDIOS TOPOGRAFICOS.



Obra es necesaria antes de comenzar la reconstrucción de puente Virú, destrozado durante el Niño Costero.


En tres meses se calcula dar inicio a la construcción del puente definitivo de Virú, por ahora se está instalando el modular que permitirá desviar el tránsito de vehículos mientras se ejecute la gran obra, esperada desde hace más de tres años.


“Esta es una obra que está a cargo del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, cuya inversión supera los S/ 32 millones. Serán en total 18 meses de trabajo entre el puente modular temporal y el puente definitivo. Al fin de podrá tener una obra muy esperada por Virú y que en el pasado fenómeno del Niño Costero 2017 se vio afectada por la crecida del río”, sostuvo la gerente regional de Transportes Edith Chuco.


Por ahora se están realizando los estudios topográficos y de replanteo del terreno donde se ubicará el puente modular temporal que planea terminar de construirse en tres meses. Ni bien se acabe esta fase, se comenzará con el otro.


El puente modular temporal se ubicará a unos 20 metros del actual puente bailey. Estará culminado en un plazo de 3 meses ya que por esta vía pasará todo el flujo vehicular de la Panamericana Norte, mientras duren los trabajos del puente definitivo. La estructura modular será metálica, tendrá una extensión de 30 metros lineales y 13 metros de ancho.


Culminado el armado del puente modular, se empezará con la construcción del puente definitivo de Virú, y para ello se hará el desmontaje del actual puente bailey. La dimensión de la estructura definitiva es de 110 metros de largo por 13 metros de ancho, doble calzada y a base de concreto. Su periodo de ejecución tomará 15 meses aproximadamente.


El proyecto también contempla la con construcción de una defensa ribereña a base de enrocado, 50 metros aguas arriba y 50 metros aguas abajo respecto al puente, con la finalidad de proteger y evitar la erosión del talud ante la crecida del río Virú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *