Fiscalía sospecha de seis personas en caso de descuartizamientos en hostal de SMP


Los sospechosos estaban hospedados en el hostal. | Fuente: RPP

Seis personas son sindicadas por el Ministerio Público como los autores del homicidio del peruano Jafet Torrico Jara (24) y del venezolano Rubén Mauricio Matamoros Delgado (22) en el hostal ‘Señor de Sipán’ ubicado en San Martín de Porres.

De acuerdo con la resolución judicial de orden de detención al ciudadano venezolano Alexander Rafael Salazar Álvarez, cuartelero del hostal, estas seis personas habrían planeado el homicidio doble y el posterior descuartizamiento.

Se trata de los ciudadanos venezolanos conocidos ‘Legui’, ‘José Concho’, ‘Jesús’ y William Rondón (alias ‘Machelo’), además de ‘Barbará López’ (alias ‘Michel’) y ‘Bárbara’. Todos estuvieron hospedados en el hostal, cuyo cuartelero es sindicado como coautor.

Imputaciones y elementos de convicción

Respecto de los sospechosos, la Fiscalía considera que existe evidencia de que actuaron con “insensibilidad extrema” y que el crimen tendría los agravantes de “ferocidad, gran crueldad y alevosía”.

En la resolución se explica que los ciudadanos venezolanos ‘Jesús’ y ‘Legui’ estaban hospedados en el cuarto 507, donde de acuerdo con la prueba de ‘Luminol’ realizada por la Policía, se habría producido el crimen.

La prueba también arrojó resultados positivos para sangre humana en las habitaciones 501, 503, 504 y 505. También se da cuenta que las cámaras de seguridd del establecimiento fueron manipuladas entre las 09:58:24 y 11:53:01 de la noche del domingo 8 de setiembre.

Para sustentar la detención preliminar contra Rafael Salazar Álvarez y el taxista Raúl Felipe Bodero Cerna, quien fue contratado por los sospechosos contrataron para abandonar los restos, la Fiscalía presentó como elementos de convicción, las declaraciones de cuatro trabajadores del hostal, un testigo del abandono de restos en el exterminal de Fiori y el arrendador del inmueble donde está el hostal.

Situación del taxista

La detención contra el cuartelero fue ordenada por el Juzgado de Investigación Preparatoria Permanente de Condevilla que, además, desestimó el pedido de la Fiscalía contra Raúl Felipe Bodero Cerna, quien fue el taxista que los sospechosos contrataron para abandonar los restos.

Respecto de la situación de Bodero Cerna, la resolución precisa que esta puede variar si es que en el transcurso de las investigaciones, el Ministerio Público opta por solicitar nuevamente una medida restrictiva.