Al menos 43 muertos en el incendio de una fábrica en la India

El incendio se produjo a primera hora de la mañana en un barrio antiguo de la capital, indicó la fuente, que agregó que 16 personas se encuentran además hospitalizadas

India

Bomberos y Policía en la fábrica que se ha incendiado en Nueva Delhi
EFE

Al menos 43 personas han muerto en el incendio de una fábrica en Nueva Delhi, según un balance provisional que podría ser más grave aún, declaró la policía india.

El incendio se produjo a primera hora de la mañana en un barrio antiguo de la capital, indicó la fuente, que agregó que 64 personas resultaron heridas, 16 de ellas hospitalizadas.

El fuego se inició en torno a las 5.20 hora local (23.50 GMT del 7 de diciembre) por causas aún desconocidas en una fábrica de la zona de Anaj Mandi, al oeste de Nueva Delhi, que entre otros artículos fabricaba bolsos, según los medios locales.

«Desplazamos allí 30 camiones de bomberos para luchar contra el fuego que ya está controlado«, aseguró y señaló que aún se desconocen las causas del fuego porque «estamos enfocados en las tareas de rescate».

Garg comentó que «muchos murieron por respirar el humo porque muchos no se dieron cuenta del incendio porque estaban durmiendo» y agregó que «en India es común que algunos trabajadores duerman en los lugares en donde trabajan», por lo que presumió que la mayoría de las víctimas son empleados de la fábrica.

El jefe del Gobierno de Delhi, Arvind Kejriwal, que se presentó en el lugar de los hechos tras visitar a algunos de los heridos en los hospitales anunció ante los medios compensaciones para las víctimas y sus familiares y aseguró que el Ejecutivo se hará cargo del coste de los tratamientos médicos.

«Se otorgará una compensación de un millón de rupias (12.680 euros) a las familias de aquellos que han muerto y 100.000 rupias (1.270 euros) a cada uno de los heridos. El coste del tratamiento médico de los heridos será cubierto por el Gobierno», dijo Kejriwal en unas declaraciones emitidas por la cadena local NDTV.

También se pronunció sobre el hecho, el primer ministro indio, Narendra Modi, que lamentó la tragedia a través de su cuenta de Twitter y la calificó de «extremadamente horrible».

«Mis pensamientos están con aquellos que perdieron a sus seres queridos. Deseo a los heridos una pronta recuperación. Las autoridades están brindando toda la asistencia posible en el lugar de la tragedia», escribió.