Caso Madeleine McCann: la Fiscalía alemana investiga por asesinato a un depredador sexual de 43 años

Los investigadores habrían situado al individuo en la escena y momento de la desaparición de Maddie a través de su teléfono móvil

Imagen de archivo de Madeleine McCann.

Imagen de archivo de Madeleine McCann.
METROPOLITAN POLICE / EFE

El caso de Maddie McCann, la niña británica desaparecida hace 13 años en Portugal, ha llegado a la Fiscalía de la ciudad alemana de Braunschweig, que ha abierto investigación por asesinato contra un nacional de 43 años.

El sospechoso, cuya identidad no ha sido facilitada, acumula condenas por delitos sexuales, incluidos a menores, y ha pasado largas temporadas en prisión.

Según ha adelantado el jefe de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA), Christian Hoppe, al programa de la cadena de televisión ZDF ‘Aktenzeichen XY’, los investigadores han situado al individuo en la escena y momento de la desaparición de Maddie a través de su teléfono móvil. Hoppe ha lanzado un llamamiento a la ciudadanía en busca de pistas para averiguar con quien telefoneó el sospechoso y se ha fijado una recompensa de 10.000 euros.

El individuo en cuestión residió entre 1995 y 2007 con regularidad en la región del Algarve, concretamente entre Lagos y Praia da Luz, donde trabajó ocasionalmente, especialmente en el sector de la gastronomía. Su historial delictivo es amplio. A sus delitos sexuales se suman tráfico de drogas y robos en hoteles y apartamentos turísticos.

Maddie desapareció el 2 de mayo de 2007 del apartamento donde le habían dejado durmiendo sus padres en Praia da Luz. Tenía entonces 3 años. Sus padres, Kate y Gerry McCann, no han dejado de buscarla, convirtiendo su caso en uno de los más mediáticos y situándose en el punto de mira de un suceso en el que incluso se dudo de ellos.