Centauros del fracaso

Una mujer atraviesa el mar a caballo en Whitburn (Reino Unido).

Una mujer atraviesa el mar a caballo en Whitburn (Reino Unido).
LEE SMITH REUTERS

Y cabalgó hacia el horizonte mientras se hundía. ‘The End’. Si esto fuera un western, el jinete marcharía erguido contra una puesta de sol en, pongamos, Oklahoma. Calado el sombrero y achinado el ojo para ver mejor por dónde huir de las diligencias, con sus trampas afectivas, sus dilemas morales y sus obligaciones corteses. Pero ésta no es una del Oeste. Ésta es una de Buster Keaton, donde hay un héroe mudo y frágil, con los ojos empapados de dolor, que intenta mantener la dignidad mientras el barco hace agua por todas partes. Alguien que no sabe muy bien lo que está haciendo, pero que se ha empeñado en hacerlo hasta el final. Muy serio y muy concentrado porque algún sentido tiene que tener todo esto y mientras se encuentra es mejor no bajarse del caballo. Muy apurado por si el resto de centauros descubren que nunca aprendió a montar. Un artista del fracaso, que al fin y al cabo es el ensayo general de la tragedia en la que acaban todas las vidas. Perder hay que perder; es mejor hacerlo a lo grande.