El Parlamento venezolano rechaza el falso diálogo y ratifica la Presidencia de Juan Guaidó

Se acuerda «ratificar la vigencia de las atribuciones de la Asamblea Nacional y el respaldo al liderazgo de Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional y como presidente encargado

AME8491. CARACAS (VENEZUELA).- El líder del Parlamento,...

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.
EFE

El Parlamento de Venezuela, controlado por la oposición, rechazó este martes el «falso diálogo» iniciado por el régimen de Nicolás Maduro con partidos minoritarios, supuestamente de oposición, y se blindó ante la posibilidad de que los diputados chavistas vuelvan al Hemiciclo, al aprobar a Juan Guaidó como jefe legislativo y presidente encargado del país petrolero hasta el «cese de la usurpación».

Se acuerda «ratificar la vigencia de las atribuciones de la Asamblea Nacional y el respaldo al liderazgo de Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional y como presidente encargado de la República hasta que se produzca el cese de la usurpación», señala el texto aprobado por unanimidad.

Los diputados también acordaron aumentar la presión hasta lograr elecciones presidenciales libres y ratificaron las propuestas de la oposición en la fracasada negociación con el régimen de Maduro, auspiciada por Noruega: establecer un gobierno de transición que incluya a la Fuerza Armada y reformar el Consejo Nacional Electoral, controlado por Maduro.

«Por miedo a esa propuesta, el régimen abandonó el mecanismo propuesto por el Reino de Noruega, por eso dimos por agotado ese formato», expresó Guaidó durante la sesión.

Los diputados rechazaron «la farsa de diálogo» que montó el Gobierno el lunes en la televisión estatal. Incluso el legislador Julio César Reyes, del partido Avanzada Progresista -que firmó el acuerdo con Maduro- se deslindó del mecanismo: «Rechazamos esta acción desesperada que busca minar nuestra unidad».

Los diputados chavistas no volvieron a la Asamblea, como habían prometido. Incluso si lo hacen y se alían con los «opositores» del nuevo diálogo, seguirán siendo una minoría sin poder para tomar decisiones.

Aunque sigue creyendo en una salida negociada a la crisis del país, la Unión Europea señaló en un comunicado que la única forma de que un nuevo diálogo tenga credibilidad es con el respaldo de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición.

«Es importante que cualquier proceso negociado tenga la representatividad política necesaria, el respaldo de la Asamblea Nacional, así como el claro objetivo político de llevar adelante elecciones presidenciales creíbles. La UE reitera su respaldo a un proceso serio e inclusivo (…) como el que se estaba llevando a cabo por Noruega», agrega el texto.

Guaidó agradeció el respaldo de la UE al Parlamento venezolano. «Agradezco a la UE, que reconoce única y exclusivamente a este Parlamento. Este parapeto no les duró ni un día», añadió el líder opositor, reconocido como presidente encargado por más de 50 países.

«A menos que otras facciones de la oposición participen, y en realidad incluya discutir nuevas elecciones presidenciales, no hay forma de que este proceso obtenga apoyo internacional», dijo a EL MUNDO Geoff Ramsey, subdirector para Venezuela de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos.