Hugo Carvajal 'El Pollo' alegó ante la Audiencia Nacional que colaboraba con el CNI

El abogado del ex jefe de los servicios de inteligencia de Venezuela remitió un escrito pidiendo la suspensión de la vista de extradición

El general venezolano Hugo Carvajal, alias 'El Pollo', a su salida de...

El general venezolano Hugo Carvajal, alias ‘El Pollo’, a su salida de prisión, este lunes, en Madrid.
JAVIER BARBANCHO

Hugo Carvajal, alias El Pollo, llegó a pedir a la Audiencia Nacional la suspensión de la vista sobre su extradición a Estados Unidos alegando ser colaborador de los servicios de inteligencia españoles. Así consta en un escrito remitido, el pasado 29 de agosto, por la representación legal del que fuera jefe de los servicios de inteligencia militar de Venezuela entre 2000 y 2011.

Apenas dos semanas antes de la vista, celebrada el pasado 12 de septiembre, el que fuera entonces abogado de Carvajal, el letrado Ismael Oliver, envió un escrito a la Sección Tercera de la Sala de lo Penal pidiendo la suspensión de la misma y asegurando que fue el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) el que recomendó a este ex alto cargo chavista -disidente del chavismo desde el pasado mes de febrero- viajar a España tras el anuncio que hizo público contra Nicolás Maduro, a cuyo Gobierno acusó de corrupción y narcotráfico.

En el citado escrito, al que tuvo acceso este diario, el representante legal de Carvajal señaló al tribunal, presidido por el magistrado Alfonso Guevara, que su cliente «ha mantenido y mantiene contacto y colabora con el Centro Nacional de Inteligencia de España». Es más, aseguraba que «de esa colaboración surgió la recomendación» por parte del CNI de que este general venezolano residiera en el país español, donde se encuentra su familia.

«La colaboración y protección de los servicios de inteligencia españoles fue de tal entidad que un responsable de operaciones del CNI y una persona vinculada al CNI y empleado del Congreso de los Diputados fueron a buscar al general Hugo Carvajal a pie de avión junto con un responsable de seguridad del aeropuerto de Madrid-Barajas», relata el escrito en referencia a la llegada del ex alto cargo chavista a España.

«No pasó el control de pasaportes y en vehículo de camuflaje fue conducido hasta su domicilio familiar. Días después de su llegada se han mantenido reuniones de trabajo con dichos miembros del CNI y se tenían programadas más reuniones de trabajo», prosigue el escrito, en el que se pidió también al tribunal que investigue «la naturaleza de la intervención de los servicios de inteligencia en este asunto».

Detenido con pasaporte falso

El Pollo Carvajal fue detenido el pasado 12 de abril en respuesta a la peticiòn de extradición estadounidense. En el momento de su arresto, efectuado por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía -conocida por sus siglas Udef-, Carvajal portaba un pasaporte venezolano con nombre de otra persona.

El detenido declaró entonces ante el juez que dicho pasaporte le fue otorgado conforma a una ley de 2014 de Venezuela por su condición de ex director de contrainteligencia militar, ostentando el grado de mayor general.

Otro de los motivos alegados por el abogado de Carvajal para suspender la vista fue el recurso contencioso-administrativo que interpuso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo contra el acuerdo del Consejo de Ministros del pasado 14 de junio, por el que el Gobierno español autorizó dar continuidad al proceso de extradición.

El representante legal del militar venezolano alegó la necesidad de evitar «anomalías procesales que perjudicarían la efectividad de las decisiones judiciales que pudieran adoptarse». Precisamente, el tribunal que denegó la extradición de Carvajal se refirió a este recurso en su auto de denegación advirtiendo de que «la demanda contencioso-administrativa no suspende el acto administrativo salvo que así lo acuerde el órgano de dicha jurisdicción, lo que no ha ocurrido».

Tras cinco meses en prisión provisional por riesgo de fuga, Hugo Carvajal quedó en libertad provisional el pasado 16 de septiembre con la obligación de presentarse cada 15 días en el juzgado, entregar su pasaporte y no salir de España.