Arequipa | Ministerio de Educación anuncia que este lunes se reanudarán las clases escolares en Islay





Flor Pablo, ministra de Educación. | Fuente: RPP Noticias

La ministra de Educación, Flor Pablo, informó que se tiene previsto que este lunes 16 de setiembre se restablezca el servicio educativo en la provincia arequipeña de Islay. En entrevista con RPP Noticias, destacó que en los últimos días algunas instituciones ya han retomado las clases escolares.

«Ya hay la disposición de reinicio de las clases, hoy algunos ya las están retomando, pero esperamos que el lunes (sea) con mayor frecuencia por la seguridad que hay que darles a los estudiantes, maestros y todo el personal», señaló al cuestionar algunos hechos de violencia que se generaron en escuelas que retomaron las clases.

Pablo destacó la instalación de una comisión para que se retome el servicio que fue suspendido parcialmente desde hace más de un mes por la violencia generada por el conflicto en torno al proyecto minero Tía María. Asimismo, señaló que las clases ya se habían retomado en algunos sectores, pero fueron nuevamente suspendidas por actos de violencia.

«Hemos planteado que, así como se respeta el derecho a la protesta, se respete el derecho a la educación. Es el único servicio que no está restablecido en la zona. He tenido la oportunidad de conversar con familias y con agricultores que están protestando para explicarles que no podemos perjudicar el derecho a la educación de sus hijos», señaló.

Comisión permanente para restablecer clases

El pasado jueves la ministra instaló una comisión permanente con autoridades educativas de la región, el fiscal de familia y representantes de la Policía Nacional y otros sectores del Gobierno para el restablecimiento del servicio educativo en Islay.

"Los colegios no pueden ser un campo de batalla y así como se respeta el derecho a la protesta también hay que respetar el derecho a la educación de nuestros niños. No podemos permitir que la educación sea el único servicio que no esté restablecido", señaló.

Como parte de los esfuerzos para restablecer el servicio, planteó "una tregua por la educación" debido a que el conflicto por el proyecto Tía María crea dificultades a los maestros para desplazarse, mientras que los niños y sus padres son hostilizados en la puerta de los colegios.

Pablo sostuvo que la suspensión del servicio educativo afecta el desarrollo de las capacidades de los estudiantes y su posibilidad de seguir avanzando en la vida y de ser mejores ciudadanos y profesionales, pues las horas de clases que no se han dictado no se pueden recuperar.